22 enero 2008

Battle Chess I

18 de Abril de 1.291

Los Jugadores:

Al-Ashraf Khalil (al-Malik al-Ashraf Salah al-Din Khalil Ben Qalawun): Sultan mameluco de Egipto.


Guillaume de Beaujeu: 21er Gran Maestre del Temple

Las Piezas:
Blancas: Templarios y Hospitalarios

Negras: Mamelucos egipcios y tropas mercenarias sirias

El Tablero:

La Partida:

En 1.289 Tripoli cayó ante los musulmanes. Esto solo fue otro golpe mas en la larga lista de derrotas que sufrieron los cristianos. Todas las fuerzas restantes fueron agrupadas en San Juan de Acre, con el resultado de que pudo haber llegado a haber entre 2.000 y 3.000 caballeros, 18.000 soldados de a pie, y hasta 3.000 reclutas, sargentos, y Turcoples.

Que Acre seria un objetivo de los musulmanes estaba ya claro en 1.289, ya que el apoyo papal fue solicitado por emisarios templarios y hospitalarios enviados a Roma.

El musulmán responsable de echar a los Cristianos hasta el Mediterráneo fue llamado Al-Ashraf, hijo de Qalawun. Cuando salió de Egipto el 6 de marzo de 1.291, estaba seguro de su ventaja se comenta que su ejercito podría haber estado formado por 66.000 jinetes y 160.000 soldados de a pie. Los defensores de Acre tuvieron una terrible visión frente a ellos cuando Al-Ashraf llegó el 5 de abril, ya que había reunido un centenar de maquinas de asedio además del formidable ejército que traía.

Sin demora, los sarracenos comenzaron a bombardear la ciudad y tratar de vadear el foso, azuzando a los defensores con una constante lluvia de flechas. Los ingenieros trataron de socavar los muros de la ciudad. Durante algún tiempo, los cristianos dieron una buena respuesta a Al-Ashraf, porque tenían suministros traídos por mar, que aun permanecía bajo su control, y los musulmanes recibían flechazos desde los barcos anclados en alta mar.

Aun asediados, los templarios lucharon con valentía, yendo a donde los combates eran mas encarnizados lanzando ataques y contraataques. El 15 de abril se lanzo una audaz incursión más allá de los muros de la ciudad al campamento musulmán, pero teniendo enormes pérdidas durante el mismo. En la mañana del 16 de abril los sarracenos atacaron la puerta de San Antonio, una de las principales entradas a la ciudad, desencadenándose una sangrienta batalla cuyo resultado favoreció a los cristianos únicamente gracias a los esfuerzos combinados de templarios y hospitalarios. Guillaume de Beaujeu, Gran Maestre de los templarios, fue herido en el hombro y llevado a los cuarteles templarios, donde murió a causa de las heridas. La batalla resultó en el inicio de la evacuación de la ciudad por buques venecianos, pero sólo un pequeño porcentaje de los habitantes de la ciudad pudo ser salvado.


Se tiene la siguiente descripción, escrita por Gerard de Montreal, cuya fuente es identificada como "El templario de la ciudad de Tiro".
Hubo 66.000 jinetes y 160.000 infantes en el ejército atacante. En Acre sólo había 14.000 soldados de infantería y unos 800 caballeros. El Sultán instaló cuatro grandes maquinas de asedio para atacar las cuatro torres de la ciudad empezando por la Torre de los Malditos.
Los templarios, vieron necesario tratar de prender fuego a la mayor de las maquinas de asedio, y Guillaume de Beaujeu ordenó una incursión para la noche del 15 de abril. Después de salir, los caballeros trataron de llegar al ingenio y lanzar fuego griego, pero el encargado de hacerlo no lo consiguió. La hierba en torno a la maquina se incendió, pero la maquina misma no sufrió daños. Los caballeros mataron a todos los sarracenos que encontraron aquella noche, con la luna llena les fue fácil localizarlos, pero cuando viajaban hacia la seguridad, sus caballos tropezaron con cables tendidos y cayeron [Una fuente musulmana incluso cita un caballero que se ahogó cuando cayó en una zanja de letrinas. Dada la nula flotabilidad de las armaduras no cuesta creerlo]. 18 caballeros murieron, pero las perdidas sarracenas eran mucho más cuantiosas. (El Templario de Tiro, a veces es identificado como un miembro del personal de Peter de Sevrey, el comandante de la instalación templaria en Acre.)

La ciudad se entregó el 18 de abril, cuando se hizo evidente que nada más se podía hacer.Los Templarios no podían rendirse, y se encerraron en la iglesia con algunos ciudadanos cristianos para aguantar una semana más. Al-Ashraf intentó negociar, y ofreció que todos los templarios y habitantes de la ciudad se retiraran a Chipre a cambio de su rendición. Sin embargo, los emisarios musulmanes empezaron a comportarse de una manera incontrolable, y los templarios no tuvieron más remedio que matarlos y bloquear las puertas de nuevo.

El Sultan renovó su oferta, y Peter de Sevrey, el mariscal de la Orden, no tuvo más remedio que salir de la iglesia para negociar. Cuando fue recibido por los musulmanes, él y su escolta fueron asesinados inmediatamente, y una fuerza de asalto de 2.000 hombres desbarato las defensas de la Iglesia. Sólo un puñado de Templarios sobrevivieron, pero el Sultán llegó a llenar el puerto con escombros para asegurarse de que nada se opondría a él nunca más.

La pérdida de Acre fue un golpe para todos los Cristianos. Se dieron cuenta de que no había lugar para un Reino Cristiano en Tierra Santa. También fue el inicio del periodo de decadencia que amenazaba a templarios y hospitalarios pero mientras los hospitalarios estaban mejor preparados para abandonar la vertiente militar y convertirse en una orden benéfica, los templarios eran obstinados y rechazaron las oportunidades que se les dieron de orientar su vida a un fin mas útil, llegando incluso a vender Chipre para financiar una nueva Cruzada que no llego a llevarse a cabo.

  • La Frase de Hoy: No me retiro, estoy muerto, he aqui la herida. Guillaume de Beaujeu antes de morir.
  • Para el que no lo Sepa: Para coordinar el ataque a San Juan de Acre (actual Akko) Al-Ashraf utilizo la famosa fortaleza del Krak de los Caballeros en Siria, conquistada a los hospitalarios 20 años antes.


Quedan 3 dias.

No hay comentarios: