26 julio 2007

Quis custodiet ipsos Custodes?, Juvenal.

¿Quien vigila a los Vigilantes?
Hace poco hablaba con mi chiquitina sobre lo aparentemente inocuo y anodino que parece ser nuestro CNI (Centro Nacional de Inteligencia) frente a los grandes servicios secretos como el MI6, la CIA o el MOSSAD. Tambien hablabamos sobre el hecho de que los servicios de inteligencia se dividen principalmente en dos tipos: los públicos y los secretos. En la primera categoria tenemos los famosos, los que en un principio tienen de secretos lo que yo de cura (alla cada cual saque sus conclusiones) y es que , en ocasiones, se sabe menos sobre ciertas empresas privadas que sobre estas agencias. La CIA es un ejemplo principal de esto al tener, por ley, la obligacion de desclasificar material cada cierto tiempo (creo que 5 años, pero no estoy del todo seguro, lo cual es un tanto extraño al ser las legislaturas de 4 años). Por supuesto dentro de la Compañia hay multitud de departamentos que, gracias a la grandiosa capacidad de organización estadounidense, no tienen ni puñetera idea de lo que hace el resto. Eso sin contar las agencias que no son la CIA propiamente dicha como la NSA, FBI, ATF, DEA o DARPA(siendo esta última del Pentagono) cada una con varios departamentos tambien desinformados de lo que hace el resto. Estas agencias "públicas" utilizan la propaganda al estilo Gran Hermano (de Orwell, no de tele5, que este es un blog raro y , por tanto, no vemos la tele) ya que, en la novela, el sentido de "The Big Brother watch you" no es "El Gran Hermano te vigila" como se ha traducido desde el principio, sino más bien "El Hermano Mayor mira por tí" dando un giro paternal a la cuestion (sobre cagadas en las traducciones ya hablaremos , que este es un post sobre espionaje).
Dado el alto grado de patriotismo de que hacen gala los USA, es normal que quieran que su servicio secreto sea querido e incluso tienen una bonita pagina web con una sección para los más pequeños (los niños, coño, no los hobbit). Cada vez que en cualquier conversacion surje el tema de que alguna vez he entrado a la pagina de la CIA a la gente se le ponen los pelos como escarpias. Luego pongo un saco de links a los principales servicios secretos ;).
Creo que me estoy yendo del tema. Que levante la mano quien sepa algo cierto sobre un servicio secreto que no sea la CIA. Es decir ¿Alguien me puede decir, por ejemplo, quien es el actual director del servicio secreto ruso (que no sovietico)? bueno, esta es facil, tampoco hay que buscar mucho para saber que se trata de Nikolay Patrushev.

<--este
Seguro que alguno ha ido directamente a google y ha puesto en la busqueda "director servicio secreto ruso" o " director KGB" ¿verdad? Pues no, el actual servicio secreto ruso es el FSB, ya que el KGB (hay gente que dice LA KGB y es incorrecto. La K es de Comité, masculino. Es lo mismo que decir la FBI, aunque es la Oficina Federal de Investigacion, la B es de Bureau, masculino). De todas formas el KGB ya no es lo que fué, ahora es tambien muy facil encontrar informacion sobre él. Sin embargo Rusia entra en las dos categorias expuestas al principio de la entrada. Tienen un servicio secreto público y otro "secreto", como ocurriera en el pasado con el KGB (policia secreta del Partido, público) y el GRU (inteligencia militar, secreto). Ahora el GRU aun sigue existiendo, pero de las labores que realizaba antes se encarga el SVR y a partir de ahi es dificil seguirle la pista.
Con todo esto quiero decir que esta muy bien que los servicios de inteligencia de cada pais traten de dar una imagen lo más amigable posible, pero ¿Que hace el CNI?
Una pagina muy cuca (al contrario que antes, que si no estaba en construccion daba risa y parecia que la habian hecho en 10 minutos con el Frontpage) en flash pero sin contenido. No dicen Qué hacen. Por lo visto ahora, a raiz de la traicion del agente doble que trabajaba para los rusos, han colgado la rueda de prensa del director sobre el caso, hela aquí:

TEXTO DE LA COMPARECENCIA DEL SECRETARIO DE
ESTADO DIRECTOR DEL CNI, ALBERTO SAIZ, ANTE LOS
MEDIOS DE COMUNICACIÓN, EL 24 DE JULIO DE 2007
Buenos días a todos y todas:
Sé que no es muy habitual que el director de un Servicio de
Inteligencia convoque a los medios de comunicación para hacerles
partícipes y, a través de ustedes a todos los ciudadanos, de una
información, pero, en esta ocasión he considerado que era
necesario hacer una excepción.
Esta excepción obedece a varias razones. Entre ellas, debo señalar
que se trata de un asunto de importancia que afecta exclusivamente
al Centro Nacional de Inteligencia y que, dada su trascendencia, se
debe conocer públicamente. Por ello, y para evitar en la medida de
lo posible especulaciones y rumores infundados que pudiesen
afectar al CNI y a su personal o dañar su buen nombre y prestigio,
prefiero ser yo quien les traslade esta información.
Como ustedes comprenderán y por razones obvias de seguridad,
les informaré con toda la claridad posible y hasta los límites que me
imponen la obligación de reserva y confidencialidad, reguladas en
la propia Ley reguladora del CNI y la Ley de Secretos Oficiales.
Tras estas pequeñas aclaraciones y sin más preámbulos les quiero
informar de que tras dos años de una complicada y exhaustiva
investigación que ha culminado con éxito, ayer fue detenido en
Tenerife, el exmiembro del CNI, Roberto Flórez García, quien ha
sido puesto a disposición judicial por un presunto delito contra el
artículo 584 del Código Penal.
En concreto y según las informaciones disponibles, Flórez reveló a
cambio de compensaciones económicas información clasificada del
Centro Nacional de Inteligencia a un servicio de inteligencia
extranjero desde diciembre de 2001 y hasta febrero de 2004, fecha
en la que causó baja en el Centro, a petición propia.
La detención de Flórez y su puesta a disposición judicial ha sido
posible gracias a los resultados obtenidos en una investigación
interna que yo mismo, en mi calidad de Secretario de Estado-
Director del CNI, ordené que se pusiera en marcha en julio de 2005,
ante una serie de indicios que me hicieron sospechar que se habían
producido o se podían estar produciendo fugas de información
hacia el exterior sobre algunas de nuestras actividades.
De hecho, en junio de 2005, analizando un suceso acaecido en el
ámbito de la contrainteligencia, decidí realizar una pequeña
investigación retrospectiva sobre otros sucesos que se produjeron
en los años 2002 y 2003. La conclusión obtenida de esta
investigación fue que todos estos sucesos convergían y que, en
realidad, se convertían en sólidas sospechas de que podíamos
haber sido infiltrados por un servicio de inteligencia extranjero.
Ante estas evidencias, ordené la constitución de un equipo de
investigación específico para determinar si estas sospechas eran
ciertas, y en ese caso, encontrar al autor o autores de estas
filtraciones y, sobre todo, delimitar los daños causados, esto es,
conocer la información, documentación, etc. sustraída ilegalmente y
puesta en conocimiento del servicio extranjero.
Esta investigación interna, que ha sido muy difícil y compleja, ha
permitido encontrar elementos suficientes para poder acusar a este
individuo. Por ello, el Centro decidió poner este asunto en
conocimiento de la Justicia, al considerarlo constitutivo de delito.
Son ahora los jueces, tal y como debe ser en un Estado
democrático y de Derecho, quienes han determinado su detención y
quienes decidirán sobre su enjuiciamiento.
La detención de Flórez es un logro y un éxito muy importante para
el CNI, pues demuestra que hemos tenido gran determinación para
afrontar e investigar un problema ocurrido entre los años 2001 y
2004, hemos sido eficaces en su resolución y además hemos
adoptado todas las medidas pertinentes para mejorar nuestra
seguridad.
Pero además, y estoy muy satisfecho por ello, hemos sido capaces
de hacerlo en un tiempo prácticamente récord y si a alguno de
ustedes dos años de investigación les parece mucho, les
recomiendo que relean algunos de los casos más famosos relativos
a hechos similares que han vivido otros servicios de inteligencia,
que han estado infiltrados, en ocasiones, hasta veinte años.
En este sentido, deseo señalarles que la investigación interna
realizada por el Centro Nacional de Inteligencia ha sido muy
compleja por las características de la misma. En primer lugar, la
dificultad ha radicado en el propio origen de las filtraciones, ya que
fue el propio Flórez quien ofreció sus servicios en diciembre de
2001. Esto quiere decir que él no fue captado por el servicio
extranjero, (lo que suele ser más fácil de detectar) sino que fue una
decisión voluntaria suya a cambio de contraprestaciones
económicas.
Y en segundo lugar, la investigación se ha tenido que realizar con
todas las cautelas y discreción necesarias, tanto fuera como dentro
del Centro, para evitar que se pudiesen destruir rastros y pruebas
de sus actuaciones, así como para evitar cualquier acto que le
pudiese alertar a él o al servicio de inteligencia implicado.
Junto a ser capaces de llevar a buen puerto esta investigación,
nuestra máxima preocupación durante este tiempo ha sido delimitar
claramente el daño ocasionado por estos hechos. Al respecto, les
puedo asegurar que sus revelaciones, afortunadamente, no han
afectado en ningún momento a la seguridad de España, ni de su
Gobierno o Instituciones, ni tampoco de otras organizaciones o
administraciones, como la Unión Europea o la OTAN, en las que
nuestro país participa.
No obstante, debo señalar que las informaciones facilitadas
presuntamente por este individuo, lógicamente, sí han causado
daños internos en el centro, fundamentalmente en los ámbitos
relativos a nuestros procedimientos, estructuras internas,
identidades de algunos miembros y algunas actividades
informativas en materia de contrainteligencia que estaban en
marcha durante esos años, diciembre 2001-febrero 2004.
Aunque evidentemente los daños ocasionados al Centro Nacional
de Inteligencia han sido importantes, puedo asegurar que éstos ya
se han repuesto al máximo, ya que desde que se inició la
investigación hemos ido introduciendo toda una serie de cambios y
modificaciones en nuestros procedimientos, actuaciones y
mecanismos de seguridad.
Asimismo, aunque los datos obtenidos fueran útiles para el servicio
de inteligencia extranjero beneficiario de la información en su
momento, en la actualidad son de interés menor, tanto por los
cambios introducidos en nuestra organización desde que me hice
cargo de la Dirección del Centro, como por el propio paso del
tiempo.
Junto a estas modificaciones, debo señalar que hemos puesto en
marcha nuevas y numerosas medidas de seguridad para intentar
evitar todos los riesgos posibles de cara al futuro.
No obstante, debo señalar que, a pesar de todas las medidas
correctoras y el incremento de la seguridad, el riesgo cero no existe
y, de hecho, todos los servicios de inteligencia de nuestro entorno,
especialmente los grandes, los que cuentan con información
valiosa, han sufrido incidentes similares. Sirvan de ejemplo dos de
los casos más famosos, el caso Aldrich A. Ames, en la CIA, que
durante diez años proporcionó información valiosísima al KGB
(condenado a cadena perpetua en 1994) o el caso Robert P.
Hanssen, del FBI, quien durante 20 años trabajó para los servicios
rusos (descubierto en 2001 y condenado a cadena perpetua).
Por último, me gustaría señalar que si bien la existencia de un caso
de traición en el seno de un Servicio de Inteligencia constituye un
fracaso para toda la institución y pone de manifiesto la
vulnerabilidad del sistema frente a una agresión de este tipo, creo
que puedo afirmar con orgullo que el Centro Nacional de
Inteligencia ha actuado con responsabilidad, rapidez, eficacia y
transparencia, como corresponde a lo que considero que somos
actualmente un servicio serio, responsable, respetado por nuestros
colegas y que se trata como un igual con los mejores y más
potentes servicios secretos del mundo.
Insisto, si bien es cierto que entre 2001 y 2004 se produjeron fallos,
éstos nunca han comprometido la seguridad de España, ni de sus
intereses. Asimismo, hemos sido capaces de detectarlos,
investigarlos y neutralizarlos y, además, una vez detenido el
presunto autor de estos hechos para que este delito no quede
impune, hemos querido ser nosotros los que expliquemos a los
ciudadanos lo sucedido.
Para finalizar, quiero decirles que lo sucedido debe servir para que
todos nos sensibilicemos sobre las amenazas a las que nos
enfrentamos y seamos conscientes de que la discreción y la reserva
de un servicio de inteligencia no son un capricho, sino que son
fundamentales para salvaguardar la seguridad de España y de sus
ciudadanos.
Muchas gracias.
Tocate los huevos!!! Ahora que un agente venda información "sensible" a un país extranjero no compromete la seguridad de un país. Eso es una paradoja. Si es informacion sensible es porque pone en riesgo la seguridad nacional.
Si el CNI (antiguo CESID) quiere llegar a ser un servicio secreto "famoso" deberia empezar por darse más publicidad, pero no por tener topos o sus agentes pillados por acosar al presidente de Endesa.
Es solo un consejo.


Michael V. Hayden-CIA

Meir Dagan-Mossad

Valentin Korabelnikov-GRU(el GRU no tiene pagina web, asique pongo la del FSB)

Recordad sus caras y sus nombres, ellos son los que (creen que) parten el bacalao.

Por cierto ¿alguien quiere ver las intalaciones SIGINT(Analisis de señales con fines de inteligencia) del GRU en cuba?



  • La Frase de Hoy:La información previa no puede obtenerse de fantasmas ni espíritus, ni se puede tener por analogía, ni descubrir mediante cálculos. Debe obtenerse de personas; personas que conozcan la situación del adversario.Sun Tzu

1 comentario:

Flaguin dijo...

Leyendo la comaparecencia del director del CNI y comparándola con el ONI de Erbe, me ha entrado una carcajada floja que ha durado más de lo que puedes imaginar.
Me pregunto que hará Erbe cuando vuelva al mando del ONI, jajajajaja