18 noviembre 2009

Ms Babbitt


Ayer estuve leyendo el primer numero de X-Men: Magneto Testament. No es un comic facil. En todo el tebeo no aparece ninguna mencion a Magneto, sin embargo nos cuentan la historia de Max Eisenhardt, un joven judio, durante el alzamiento del III Reich y la posterior guerra mundial. Me surgen dudas en cuanto a si realmente Max es quien mas tarde adoptaría el nombre de Erik Lehnsherr (tambien llamado Magnus) o si es algun spin-off sin entrar en el canon. De todas formas la crudeza del comic es sobrecogedora. No es como la mayoria de los de la linea MAX con violencia casi surrealista, sino un reflejo mas realista de la historia reciente. Explican cómo Max nacio entre 1928 y 1929 en Alemania y cómo despues de la ascension nazi al poder y la Noche de los Cristales Rotos tuvo que huir con su familia a Polonia, a causa de las Leyes de Nuremberg y escapar nuevamente de alli durante la invasion alemana del corredor de Danzing. Max y su familia son capturados y llevados al gueto de Varsovia de donde huyen una vez mas, solo para ser traicionados y vueltos a apresar. La familia de Max es asesinada y arrojada a una fosa común de la que Max, aparentemente ileso, consigue escapar. Mas tarde el propio Max es capturado y enviado a Auschwitz, donde le designan Sonderkommando, cuadrillas encargadas de deshacerse de los cadaveres de las camaras de gas. Alli se reencuentra con un amor de juventud en la figura de Magda, una chica gitana que conoció en su cuidad natal, y decide salvarla. Finalmente huyen durante la rebelion del 7 de Octubre del '44.
Tendre que esperar a la publicacion del resto de los números para saber como siguen llevando la historia, pero de momento no esta mal.

A traves de este comic he descubierto la historia de Dina Gottliebova (posteriormente Babbitt, por matrimonio). Dina era una prisionera de Auschwitz que para hacer la estancia de los demás presos/reclusos/esclavos del campo, principalmente a los niños, mas llevadera, pinto una escena de Blancanieves y los 7 enanitos en la pared de un barracón. Sus dotes artisticas le salvaron la vida. En lugar de castigar a la pintora, el "Angel de la Muerte" Josef Mengele pactó con ella que pintara retratos de los sujetos de sus experimentos (principalmente gitanos) a cambio de su vida. Dina negoció y consiguió que tanto ella como su madre permaneciesen a salvo mientras el (dicen) doctor la obligaba a dibujar. Parece ser que la pelicula y tecnologia fotografica de la época no permitia registrar el tono concreto de piel que hacia de los gitanos (a ojos de los nazis) seres inferiores ( y de paso resaltar otros rasgos exagerandolos a conveniencia). Posteriormente paso a dibujar retratos del mismo Mengele y otros oficiales del campo. Gracias a esto, despues de la guerra pudo ir a Paris, conocer a uno de los dibujantes de Blancanieves, casarse e ir a vivir a California, donde trabajo durante años como ilustradora y animadora en la Warner Brothers. Mas tarde, ya en los '70, el gobierno polaco montó una exhibicion con retratos recuperados de entre los restos de Auschwitz. La muestra constaba de 7 cuadros de Babbitt. Cuando se enteró, pidió al museo de Auschwitz la devolucion de los mismos. El museo pidio a Babbitt que viajara hasta Auschwitz para identificar los cuadros. Despues le dijeron que no.
Habian comprado los cuadros a terceras personas, por lo que no consideraban que la autora tuviera ya derecho sobre ellos. Despues de una batalla legal que duró años, en julio de 2009, Dina Babbitt murió a la edad de 86 años, sin que el Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau le devolviera lo que por derecho le pertenecía. En esta lucha se comprometieron grandes figuras de la prensa americana y el mundo del comic como Neal Adams, quien dibujo un mini-comic que fue entintado por Joe Kubert e incluido al final de Magneto Testament con una introduccion de Stan Lee.

  • La Frase de Hoy: Arbeit macht frei (El trabajo os hara libres). Lema grabado a la entrada del campo de concentracion de Auschwitz-Birkenau, Polonia.
  • Para el que no lo Sepa: Durante la Noche de los Cristales Rotos los nazis destruyeron 1.574 sinagogas, saquearon 7.000 tiendas y 29 almacenes propiedad de judíos y deportó a cerca de 30.000 personas. Despues puso una multa a la comunidad judia de 1 millon de marcos por los disturbios.



Mi nombre es Max Eisenhardt.
He sido un Sonderkomando en Auschwitz durante casi dos años, y he visto miles de hombres, mujeres y niños ir hacia su muerte.
He sacado sus cuerpos de la cámara de gas, les he arrancado los dientes para que los alemanes les quitaran el oro, y les he llevado hasta los hornos, donde he aprendido a combinar el cuerpo de un niño con el de un anciano para que ardiesen mejor.
He visto a mi compañero morir enterrado bajo una avalancha de cuerpos putrefactos.
He visto miles de cadáveres arder en fosas.
He visto, con mis propios ojos, al menos un cuarto de millón de humanos muertos...

...y no he podido salvar a ninguno.

No hay comentarios: