21 marzo 2013

El principe de los gatos


¿Conque desenvainas contra míseros esclavos? Vuelvete, Benvolio, y afronta tu muerte.

¿Y armado hablais de paz? Paz, odio esa palabra, como odio el infierno, a los Montescos y a ti. 

 Quedad a mi lado, que voy a hablarles. Buenas tardes, señores. Sólo dos palabras.

  • La Frase de Hoy: Es el rey de los gatos, pero más. Es todo un artista del ceremonial: combate como quien canta las notas, respetando tiempo, distancia y medida; observando las pausas, una, dos y la tercera en el pecho; perforándote el botón de la camisa; un duelista, un duelista. Caballero de óptima escuela, de la causa primera y segunda Ah, la fatal «passata» , el «punto reverso», el «hai»! Mercucio, Acto II, Escena 4. Romeo y Juelieta.
  • Para el que no lo Sepa: El título de Principe/Rey de los gatos que Shakespeare otorga a Tebaldo surje de los cuentos de Renard el zorro, una serie de fabulas del siglo XIII ambientadas en una sociedad animal imitando a la humana. Originalmente la palabra francesa para zorro era goupil, pero debido a la popularidad de dichas fabulas y a que la mencion del zorro por parte de los granjeros se consideraba de mal agüero, se adoptó renard como eufemismo hasta el punto de ser el termino estandard para "zorro" en frances moderno, quedando goupil como termino arcaico.

1 comentario:

Logabe dijo...

Uno de mis libros favoritos.
Como mediofamiliar de franceses, me parece muy interesante saber lo de goupil/renard