17 agosto 2012

Queridisima lydia

Siento mucho el incidente que tuvo lugar el Mordnas 31 de Ultima Semilla, 201 4E, cuando, durante un acalorado y violento intercambio entre nosotros y un grupo de cazadores de hombres lobo fanaticos, te disparé en el culo con mi arco.

Espero que entenderás que no fue mi intencion disparar ninguna de mis 150 flechas herrumbrosas de hierro a tus posaderas. Mi intencion era, de hecho, disparar esa flecha en particular en el ojo o boca del cazador de hombres lobo que estaba junto a ti. No deseo echar la culpa al recientemente fallecido, o a la culiflecheada, pero quiero que entiendas que cuando solte la flecha en cuestión, tu culo no estaba en su trayectoria.

No pretendo insinuar que tu culo sea grande, o que de alguna manera aumentó de tamaño mientras la flecha volaba a hacia su blanco pretendido, solo quiero decir que es posible que movieras o deslizaras el culo en la ruta de la flecha despues de que yo la lanzara. Quiero sugerir esto porque tras dispararte, me gritaste para recordarme que estabamos en el mismo bando. Pero no lo he olvidado. Nunca lo olvidaria.


Quisiera ahora disculparme por dispararte en el culo de nuevo poco despues del susodicho primer incidente, y dos veces más despues de eso. No aprendí la lección la primera vez, así que permanecí agachado, lo que propició llenarte el culo de subsecuentes flechas no deseadas. De nuevo me gritaste, pero estaba absorto en el calor del combate. Lo siento. Una vez hubimos dado cuenta de los cazadores de hombres lobo, quise examinar tus posaderas y tratr las heridas, pero las flechas, curiosamente, habian desaparecido de tus nalgas.. No estoy, sin embargo, acusandote de mentir sobre mi pericia con el arco. Solo trataba de ayudar.

Lydia, eres mi primer compañero, y aun no estoy del todo acostumbrado a combatir junto a alguien mas, pero quiero expresarte cuan agradecido te estoy por tu servicio, poniendo tu cuerpo frente a las flechas y espadas de mis enemigos ,y todo porque me escondí valientemente en una torre durante un cuarto de hora tirando flechas a boleo contra un dragón furioso y tras tan heroica gesta fuiste entregada por tus amos para servirme hasta tu muerte.

Estoy agradecido por tu disposicion a cargar toda la basura que compulsivamente recojo de cada local que visitamos, incluso si cada vez que te pido que cojas algo de mis manos, gires los ojos y respondas sarcasticamente que "has prometido portar mi carga". Seamos honestos, despues de todo. Te has tomado muchas libertades con mi equipo. Espero, por ejemplo, que laves la armadura enana encantada antes de devolvermela cuando nos separemos.

Lydia, siento mucho haberme comprado un caballo. Mejor dicho, siento mucho que odies a mi caballo. Es más rapido que tú. Es más duro que tú. Puede trepar riscos. Tu llevas armadura pesada, corres despacio, tienes una fuerte aversion a las rocas, el terreno elevado de cualquier tipo y la orientacion logica.


Quiero disculparme especificamente por lo ocurrido la tarde del Middas 2 de Fuegocorazón, cuando accidentalmente te deje atras, sola, en Reposo de Hamvir luchando contra cuatro esqueletos reanimados, un Draugr y tres lobos. Tuve que hacer una huida rapida porque oi el rugido de un dragón cercano con el que no estaba preparado aún para luchar.

Tambien queria pedirte disculpas por dejarte luchar sola contra un dragón.

Tu amantisimo Thane.
  • La Frase de Hoy: Yo antes era aventurero como tú, pero me dieron un flechazo en la rodilla. Guardia generico.
  • Para el que no lo Sepa: Da una moneda a algún mendigo local antes de comprar/vender. Como recompensa a tu caridad durante 1 hora obtendrás mejores precios/ganancias.

El botín es como el vino, mejora con el tiempo.