08 octubre 2015

Como usar un sextante

¿Nunca os ha pasado eso de estar en el Siglo XVIII en pleno océano Atlántico y no saber exactamente dónde, ni hacia que rumbo decirle a vuestros marineros que dirijan la embarcación?
A mi no, pero debe ser una putada.
Para evitar esas cosas se empezó a usar el astrolabio y, posteriormente, el sextante.
La base de su funcionamiento, como vemos en el diagrama es hacer coincidir la imagen del sol con la del horizonte, registrando de esta manera en la escala inferior el angulo que forma.

El sextante y el cronometro marino eran las dos herramientas más importantes en los buques del Siglo XVIII. Con ellos, las tablas náuticas y un buen conocimiento del cielo se podía estimar la posición de una nave con hasta 34m de precisión. 

Pero ¿cómo funcionaba?
Bien sabido es que el Sol de la impresión de girar en torno a la tierra. No lo hace, por supuesto, pero la sensación que da es que se levanta por el Este, gira sobre la tierra describiendo un arco y se oculta por el Oeste para volver a salir por el Este al día siguiente. Esto nos dice que el Sol da una vuelta a la tierra cada 24 horas. Además, sabemos que el Sol solo está en un punto exacto del cielo una sola vez al día.
Las tablas náuticas o almanaque son un registro de posiciones calculadas de los astros en cada día del año, las famosas efemérides.
Al mediodía,durante el equinoccio, en el Ecuador, se supone que el Sol debe estar exactamente sobre ti, las efemérides calculan la desviación a lo largo del año de ésta posición. Cualquier variación del angulo que muestre el Sol, comparado con la predicción de la efeméride, te indica cuan al Norte o al Sur estás.
Así, midiendo la altura del Sol al mediodía sabremos nuestra longitud, ésto es en qué paralelo nos encontramos. Solo necesitamos la latitud para conocer nuestra ubicación exacta.
¿Que cómo hacemos eso? Muy fácil.
Habíamos dicho que el Sol da una vuelta a la tierra en 24 horas. La tierra es como una circunferencia, que se puede dividir en 360 grados, por lo que el Sol recorre 15º cada hora. Sabiendo eso y teniendo un reloj sincronizado con Greenwich se puede calcular el recorrido aparente del Sol cuando es mediodía en el meridiano 0.
Este es básicamente el funcionamiento de los husos horarios, que ajusta el tiempo local cada 15º mas o menos (incluyendo excepciones según las fronteras nacionales.)
De modo que si cuando es mediodía en Greenwich son las 9 en el barco, sabes que estas a (3 horas= 15ºx 3= 45) 45º de latitud. Como la hora local es menor que la de Greenwich sabemos que estamos al Oeste, si fuera mayor, estaríamos al Este.
Además el sextante se podía usar para calcular la distancia a un punto concreto, calculando la altura relativa de un objeto de altura conocida, como un faro o un buque de una clase concreta, o la distancia a dos puntos cuya separación conozcamos.

  • La Frase de Hoy: En matemáticas uno no entiende las cosas, se acostumbra a ellas. John Von Neumann
  • Para el que no lo Sepa: El Almanaque Náutico es el nombre familiar empleado para referirse a las diversas publicaciones del Real Observatorio de Greenwich conteniendo información de efemérides y datos astronómicos y que lleva publicándose ininterrumpidamente cada año desde 1767. En 1959 se realizó una edición conteniendo datos de la Oficina del Almanaque Náutico de su Majestad y del Observatorio Naval de Estados Unidos, editándose conjuntamente desde entonces. Si, habéis leído bien, aún se edita un almanaque para navegación astronómica con datos de observación sidérea. Así que ya sabéis lo que debéis llevaros a una isla desierta.


03 octubre 2015

Escaques (II)

El Peón, el que va a pié.
En esta nueva serie de entradas dedicada al ajedrez, no se podía empezar por otro lugar que no fuera la pieza más nimia, pero más esencial del juego: El peón.
Además de ser la pieza más numerosa del tablero, con 8 por bando, es una de las mas extrañas, debido en parte por la variedad de movimientos de que dispone en función de las circunstancias.
Veamos sus peculiaridades.

Es la única pieza que puede evolucionar o promocionar, cambiando a cualquier otra pieza excepto el Rey al llegar al extremo opuesto del tablero.

También es la única figura que captura las piezas de forma distinta a como se mueve. Su movimiento es de uno en uno hacia delante, comiendo en diagonal (siempre hacia delante, también).

Pero incluso esto tiene sus excepciones, ya que desde el siglo XV se incorporó una regla que permitía que los peones movieran dos casillas en su primer movimiento. Ésta nueva regla se adoptó de forma distinta según las zonas, por lo que en algunos lugares éste movimiento se puede usar con cualquier peón antes de que se capture la primera pieza, mientras que en otros, como Alemania, solo afecta a los peones de torre, rey y reina.
Ésta regla especial forzó otra regla nueva, específica de los peones, la denominada captura en passant o al paso.
Cuando al realizar el primer movimiento de dos casillas, un peón acaba junto a otro, el primero puede ser capturado como si solo hubiera movido una casilla. Esto se hizo para evitar perder peones utilizando el movimiento largo. El típico "Es que si lo muevo solo una casilla, me lo comen, pues lo muevo dos". Pues también te lo comen, listo.

Desde aquí aprovecho para denunciar que mi amado padre, cuando me enseñó a jugar al ajedrez, me enseñó este movimiento usándolo rastreramente sin avisar de que existía.
VERGÜENZA!!!
Cambiando de tercio, una vez vistos los movimientos vamos a ver en que estados puede estar un peón. Los más comunes son bloqueado, pasado y semi-pasado.

  • Bloqueado: Cuando un peón de otro color se encuentra en la casilla adyacente de la misma columna. Esto provoca que ninguno de ellos pueda moverse hasta que puedan capturar alguna pieza desprevenida que pase por allí.
  • Pasado: es cuando el peón no tiene peones contrarios delante de sí ni en su misma columna ni en las adyacentes. Esto le permite seguir avanzando hasta la coronación.
  • Semi-pasado: Es cuando un peón no tiene peones contrarios en su misma columna, pero si en las adyacentes (es decir, corre el peligro de ser capturado).

Para otras definiciones como alejado, atrasado, adelantado, etc, mejor consultar la wiki , que lo cuenta mejor que yo.

Así que ya veis, aunque siempre se cuenta al peón como la pieza más simple, en realidad (y al igual que las tropas de linea en las que se basa) es la columna vertebral de cualquier partida, ya que dan soporte a las demás piezas y pueden evolucionar a la pieza necesaria en el momento adecuado.
Cabe destacar que en la nomenclatura ajedrecística, los peones no son piezas como tal, son peones. Es decir, entre los trebejos (las piezas físicas), están el Rey, las piezas mayores (Dama y Torre), las piezas menores (Alfil y Caballo) y los Peones.

  • La Frase de Hoy: El peón es la causa más frecuente de la derrota. Wilhelm Steinitz, primer Campeón del Mundo oficial en 1886.
  • Para el que no lo Sepa: Digan lo que digan y pese a quien pese, JAMAS se puede iniciar una partida moviendo simultáneamente los dos peones de caballo una casilla cada uno. No solo nunca se ha podido sino que esta expresamente prohibido.